Reino Unido

Papeleo, qué hacer con el paro en Reino Unido

Hace ya un mes, al hablar de las polémicas agencias, prometí que publicaría mi propia guía del emigrante. Como hay mucho que contar lo voy a hacer por fascículos, de forma que al final aglutinaré toda la información en un PDF para que se lo pueda bajar e imprimir el que quiera. Comenzamos con el papeleo a efectuar antes de abandonar nuestro país, que es bastante simple pero que, a veces, por desconocimiento puede traer más de un quebradero de cabeza e incluso, en el peor de los casos, alguna estafa.

Como miembros de la Unión Europea, no hace falta ningún permiso ni autorización para vivir y trabajar en el Reino Unido. Simplemente con presentar DNI o pasaporte en vigor es suficiente para entrar al país y quedarse el tiempo deseado. Si no dispones de pasaporte de un estado miembro de la Unión Europea la cosa cambia y hay que consultar los requerimientos dependiendo de cada caso. El actual gobierno conservador está intentando disminuir la entrada de inmigrantes, abriendo las puertas solo a trabajadores altamente cualificados, usando el salario que van a recibir como baremo.

¿Qué documentos debes traer contigo?

DNI. Nunca está de más por muy mal que salgas en la foto.
Pasaporte. Ten en cuenta que los británicos no tienen un documento nacional que les identifique, por lo que muchos ni han visto un DNI en su vida ni saben para lo que vale. Para abrir una cuenta en un banco, el pasaporte allanará mucho más el terreno.
Carnet de conducir. Si lo tienes no olvides traerlo. Es un documento con el que sí que están mucho más familiarizados y además el formato es casi idéntico al suyo. En teoría es válido solo para conducir en el país durante estancias temporales, teniendo que canjearlo por su equivalente británico. Pero casi nadie lo hace, por muchas décadas que lleve en el país.
Tarjeta Sanitaria Europea. Es el documento personal que acredita el derecho a recibir las prestaciones sanitarias que resulten necesarias, desde un punto de vista médico. Se puede solicitar a través de Internet aquí o en cualquiera de los centros de Atención e Información de la Seguridad Social, tardan unos 10 días en tramitarla y tiene una validez de 2 años. En realidad, una vez conseguido alojamiento es muy sencillo registrarse en el sistema de salud británico, como ya contaremos más adelante, pero nunca está de más tener la tarjeta europea.
Certificado de penales. Para la mayoría de empleos no hace falta, pero para trabajar con niños te podría hacer falta. Se puede solicitar a través de la web del Ministerio de Justicia, haciéndoles saber que ha de surtir efecto en el extranjero.
Títulos académicos. Para buscar trabajo “de lo tuyo” es conveniento traer las titulaciones con su traducción jurada.
La otra gran duda es qué hacer si se está cobrando el paro en España cuando decides emigrar a Reino Unido. Hay dos opciones oficiales y una extraoficial:

Exportar el paro

La Unión Europea permite la exportación de tu prestación cuando sales del país en busca de trabajo en otro estado miembro de la unión. Para ello debes haber estado como demandante de empleo en España un mínimo de 4 semanas y solicitar la exportación en una oficina del Servicio Público de Empleo Estatal (lo que toda la vida se ha llamado oficina del INEM), te darán un documento llamado U2. Una vez en Reino Unido con ese documento, tienes una semana para inscribirte como demandante de empleo en el JobCentre Plus que corresponda a tu domicilio (sí, en esos 7 días tendrás que haber encontrado alojamiento) y deberás cumplir con todos los requisitos de la legislación británica para demandantes de empleo, aunque el que paga es el gobierno español. Una vez finalizados los trámites, recibirás la prestación por un periodo máximo de 3 meses, aunque finalizados esos 3 meses, si no has encontrado trabajo, puedes volver a España cobrando el desempleo con las condiciones que tuvieras anteriormente.
Suspender tu prestación hasta tu regreso. Como alternativa a la exportación puedes solicitar la suspensión temporal del paro por un periodo máximo de un año. Si permaneces en el extranjero por menos de un año, al volver puedes reanudar el cobro de tu prestación. En caso de superar el año, pierdes el derecho a retomar el cobro del paro que suspendiste al emigrar.
La opción extraoficial y, tristemente la más popular, consiste en emigrar y seguir cobrando el paro en España independientemente de que se busque trabajo o no, e incluso estando trabajando ya en Reino Unido. Oficialmente, la oficina de empleo solo te dará autorización para ir a Reino Unido por un periodo máximo de 15 días, pero en la práctica es muy difícil controlar lo que hacen o dejan de hacer más de 5 millones de parados y más aún con la posibilidad de sellar el paro por Internet. Siempre existe el riesgo a ser descubiertos y sancionados o incovenientes en forma de llamadas desde España para algún puesto de trabajo o curso, pero sobre todo hay que tener en cuenta el dilema ético y moral de estar cobrando ilegítimamente una prestación del gobierno español para poder vivir mejor en Reino Unido.
Es muy recomendable leer todos los comentarios de esta entrada, donde los lectores van ampliando la información con casos particulares. Gracias a ellos, podéis imprimir este documento en inglés, proporcionado por el Ministerio de Empleo, que explica el proceso de exportación de paro: Proceso de exportar el paro en inglés. Al parecer, ciertos JobCentres con empleados incompetentes no conocen bien el sistema y no saben qué hacer con el documento U2. En este PDF, sacado del propio DWP británico (Department for Work and Pensions), se les explica lo que ya deberían saber y además incluye el número de teléfono de la entidad encargada de estos trámites.